(Solidaridad) «Trabajadores deciden sacar a la superficie sus condiciones de explotación» Parte 1 por Invierno.

Con una buena amiga recorríamos en bicicleta los recovecos que están alrededor de la vega. Llevábamos las mochilas llenas de verduras, frutas y uno que otra bolsita con nueces. Habíamos terminado las compras para comer algunas delicias sin ingredientes de algún animal. Sorteamos las habituales peripecias para no ser atropellados mientras nos acercábamos al sector de la estación del metro Cal y Canto.

Mientras  hacíamos girar las ruedas de nuestras bicicletas, y buscábamos la ruta para fugarnos del enorme taco que producían los autos, el cual a esas alturas ya nos había reventado los tímpanos por tanto bocinazo ofrecido a nuestra imprudencia ciclista,  y por mero brote de serendipia  mi compañera frena de  golpe, me regala una mirada cómplice junto a una enorme sonrisa y apunta hacia el cielo. Sigo la trayectoria que dibuja su dedo y me encuentro con una enorme grúa que sostiene un auto blanco en las alturas. El escenario nos obligo bajarnos de nuestras bicis y comenzar a escudriñar frente a la enorme maquinaria. Es ahí donde nos enteramos que  en ese lugar se construía la nueva línea 3 del metro, quienes debían trabajar en las obras estaban en huelga y el auto que oscilaba en las alturas era propiedad del jefe.

A pocos metros un huelguista, que debía rondar los cincuenta años de edad, movía de un lado a otro, con bastante insistencia y energía, un vaso que contenía unas monedas que con el movimiento chocaban entre sí produciendo un metálico sonido que invitaba a los transeúntes a solidarizar con los trabajadores. No nos podíamos hacer los desentendidos y menos tras esas miradas curiosas y risas que no pudimos ocultar frente al auto del jefe. Juntamos las pocas monedas que nos quedaron tras nuestra incursión en la vega y se las depositamos. “Gracias”  dejo escapar el hombre, como respuesta mi compañera le lanzo una broma acerca del auto del jefe (bastante fome pero que le saco una sonrisa al viejo). Con tanta risa alrededor y sintiéndome en confianza,  no pude resistirme a preguntar al hombre el motivo de la huelga.

Me conto que  estaban luchando por mejoras salariales,   mejoras en los bonos de producción que reciben, que querían conseguir condiciones de trabajo dignas y seguras. No deseaban morir en el trabajo, menos aún que se les escapara la vida por un accidente bajo tierra. Es por eso que decidieron tomarse los piques del metro, paralizar las faenas y que  frente  a un empresariado que lo único que le interesa son sus ganancias solo se debía luchar, no dejar el brazo torcer. Nos despedimos del huelguista y volvimos a  pedalear sobre la mezcla de carboncillo y cenizas que dejo una barricada levantada por los trabajadores el día anterior.

La empresa CCL3, de capitales mexicanos y españoles, no daría a torcer su brazo a torcer y no accedió a las demandas de los obreros. Pasaran los días para tener nuevas noticias acerca de piques, trabajadores hartos y un empresariado cuya desidia podría sepultar la vida de cientos de personas.   La semana del 20 de junio comienza a circular un video  grabado en piques de la construcción de la línea 3 que delata las pésimas condiciones en las cuales debían trabajar los huelguistas.  El video muestra los piques  completamente inundados. Una agua verde turquesa cubre fierros, tubos, una diversidad de materiales de construcción e incluso maquinaria. En medio de este espectáculo de abandono, que pinta un paisaje post apocalíptico, un hombre comienza a surcar entre las aguas. Nada mientras grita “arriba los que luchan” y sus compañeros en las alturas del pique los alientan  a seguir nadando. Los piques completamente inundados dejan al descubierto el grave problema de seguridad que presentan las faenas. No solo retrasan las obras y su entrega, sino que el problema se hace peligroso para la seguridad de quienes se encuentran laborando bajo tierra.  Al no funcionar  las bombas que extraen el agua, el líquido corroe el material de construcción y  se filtra pudiendo producir el colapso de las estructuras y el posterior derrumbe de los túneles en el corto plazo. Es importante aclarar que la empresa fue quien cortó la electricidad y dejo de hacer funcionar las bombas de extracción de agua.

Vídeo que evidencia las condiciones laborales de los huelguistas

(CONTINUARA…)

Un pensamiento en “(Solidaridad) «Trabajadores deciden sacar a la superficie sus condiciones de explotación» Parte 1 por Invierno.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s